Durante la siesta del jueves 22 de junio, al abrir las puertas del local de Santa Fe Tiene Ejemplos, ubicado en la intersección de Hipólito Yrigoyen y 4 de Enero de la ciudad de Santa Fe, miembros de nuestro equipo se encontraron con pintadas que rezan: “zurdos putos”, “Videla”, acompañadas de una esvástica, símbolo distintivo del nazismo. Estos actos no hacen otra cosa que reafirmar nuestra lucha por memoria, verdad y justicia y la construcción colectiva de valores sociales ligados a la tolerancia y el respeto, no al odio.

Este ataque, que  insulta nuestras convicciones reivindicando a un genocida,  es un hecho muy grave para nuestra vida democrática. El Nunca Más que pregonamos no es sólo una frase, tiene un contenido y un compromiso con el ejercicio de la memoria; es tomar conciencia y educarnos como sociedad democrática para no repetir nuestro doloroso pasado reciente y repudiar el fanatismo antidemocrático.

Entendemos que se trata sólo de individuos o grupos minoritarios, intolerantes que se sienten envalentonados como producto del clima de época en que vivimos los argentinos, en el que la justicia otorga beneficios como el arresto domiciliario  o  2×1 a sentenciados por delitos de lesa humanidad.

Hoy lamentamos y rechazamos estas acciones y lo que simbolizan, pero mañana vamos a seguir trabajando con más fuerza. Nuestra militancia y el espacio agredido tienen como objetivo destacar valores sociales que sirvan como ejemplo de tolerancia y solidaridad, por lo tanto, lejos de amedrentarnos, reforzamos nuestras convicciones y compromiso con la memoria, la verdad, la justicia y la sociedad.